Exposición Arqueoinstante: 80 años del comienzo de la Guerra Civil en Toledo (Biblioteca de Castilla-La Mancha)

Queremos presentaros un proyecto con el que estamos muy ilusionados en el equipo de Arqueoinstante. Con motivo del 80 aniversario del inicio de la guerra civil española, que vivimos este año 2016, hemos desarrollado desde la asociación una iniciativa con la intención de dar a conocer algunos de los resultados de nuestras investigaciones y mejorar la comprensión de la Guerra Civil en la ciudad de Toledo. Se trata de una exposición temporal con una temática centrada en los primeros meses de dicho conflicto en Toledo, pero que también narra su repercusión en las décadas posteriores y la huella que ha quedado hasta el presente por medio de los vestigios materiales. Así, Arqueoinstante: 80 años del comienzo de la Guerra Civil en Toledo supone una acción de divulgación con la que pretendemos ampliar, completar, corregir o modificar el conocimiento que muchos poseen de este episodio histórico.

portada-expo-peq

La exposición estará disponible para su visita desde el día 12 de diciembre de 2016 hasta el 4 de enero de 2017 en el pasillo de la Sala Borbón-Lorenzana de la sede principal de la Biblioteca de Castilla-La Mancha (en el alcázar de Toledo). Durante esas semanas, los visitantes podrán contemplar fotografías, textos, mapas y documentos recogidos en los quince paneles que conforman Arqueoinstante: 80 años del comienzo de la Guerra Civil en Toledo. Además, se han colocado dos vitrinas expositivas con varios materiales de dotación que podría haber portado un soldado en la guerra civil española.

WhatsApp Image 2016-12-15 at 11.55.24.jpeg

Este trabajo se ha podido llevar a cabo gracias a la ayuda recibida de la Diputación Provincial de Toledo, a través de las subvenciones para la realización de proyectos de recuperación de la Memoria Histórica en la provincia de Toledo durante el año 2016; a la Biblioteca de Castilla-La Mancha, por la cesión del espacio expositivo del pasillo de la Sala Borbón-Lorenzana; a la Facultad de Humanidades de Toledo (UCLM), por su continuo e incansable apoyo en el desarrollo de las actividades del proyecto; y a los equipos de Cota 667 y Toledo GCE, que han prestado sus esfuerzos, trabajos y conocimientos de manera desinteresada.

Desde el equipo de Arqueoinstante os deseamos a todos los visitantes que disfrutéis de la exposición. Esperamos que os aporte nuevos detalles e información sobre la Guerra Civil en Toledo en un año tan importante como este.

Seminario de Arqueología de la Guerra Civil (Facultad de Humanidades de Toledo, UCLM)

La Facultad de Humanidades de Toledo ha escogido como uno de los temas a tratar en el Ciclo de Otoño de 2016 de sus seminarios la Arqueología de la Guerra Civil. Este acontecimiento ha permitido dar a conocer los avances realizados por varios estudios centrados en el conflicto durante los últimos años, tanto en el ámbito de la ciudad de Toledo y su provincia como en otras áreas geográficas.

65_2016_arqueologiagc

Desde Arqueoinstante desarrollamos una doble aportación para este seminario. Por un lado, participamos en la segunda jornada con una conferencia que explicaba cómo se estaba desarrollando nuestro proyecto de investigación y mostraba algunos de los resultados obtenidos. De este modo, recorrimos junto a los compañeros, los profesores y los visitantes de la Facultad múltiples elementos que usamos como fuentes en el proyecto (documentación, bibliografía, fotografía histórica, restos materiales, etc.) y varias de las actividades que habíamos elaborado en el pasado (talleres culturales, conferencias, exposiciones…).

30280331514_660e30d04a_k

30961296395_40bf730c0c_k

Por otro lado, desde la asociación también pusimos en marcha otra actividad dentro del seminario de Arqueología de la Guerra Civil: una exposición. Esta, titulada Arqueoinstante: 80 años del comienzo de la Guerra Civil en Toledo, estuvo en la Facultad de Humanidades de Toledo desde el día 8 hasta el 15 de noviembre (unos días más de lo inicialmente planteado debido al interés que causó). La exposición supone una acción de divulgación para explicar lo desarrollado por la asociación hasta el momento. Así, pretende abordar el estudio de los tres meses que duró el asedio al Alcázar y su repercusión hasta la actualidad.

Portada expo (facultad2).jpg

25325442759_fc35bd3343_k.jpg

25325439469_c23f348e5a_k.jpg

Por último, queremos dejar presente nuestro agradecimiento a todas las personas que asistieron al seminario para escuchar nuestra conferencia, del mismo modo que a todos los que se acercaron para ver la exposición en estos días. El interés y entusiasmo que mostraron hacia el proyecto han hecho que nuestro esfuerzo haya valido la pena. Por supuesto, el apoyo que nos ha mostrado la Facultad de Humanidades de Toledo (UCLM), nuestra segunda casa, ha sido, y es, indispensable para que todo este trabajo siga en marcha.

El perímetro defensivo durante el asedio del Alcázar

El edificio del Alcázar, en 1936, albergaba la Academia de Infantería, Caballería e Intendencia. Para ello, desde el incendio de 1887, se inicia una reconstrucción del edificio principal así como los de alrededor, que albergarían diferentes funciones para la Academia. Estos edificios rodeaban el Alcázar y en la actualidad no se conserva nada de ellos, destruidos durante el asedio, con el fin de la contienda fueron demolidos por completo.

08 - FD-05-04-Año 1917

Fotografía aérea del Alcázar y su entorno en 1927 (Archivo Municipal de Toledo).

Frente a la fachada norte del Alcázar se encontraba el Paso en Zig Zag que ascendía desde la Puerta de Hierro hasta la portada de Covarrubias. Más allá del Zig Zag, el edificio del Gobierno Militar, los Pabellones de la Caridad, la cuarta cuadra y, justo al otro lado de la calle, el Museo de Santa Cruz. En la fachada este, la explanada oriental, el Picadero, Hospital de Santiago y en la esquina sureste y fachada sur, comedores, cocinas y el Convento de Capuchinos que unía con el Alcázar mediante un Paso Curvo cubierto. Todos estos edificios pertenecían a la Academia, es decir, el Alcázar de Toledo. Toda la fachada oeste y prácticamente la sur se encontraba rodeada de edificios de viviendas. Las calles cercanas eran en la época mucho más estrechas que en la actualidad por eso la destrucción no sólo fue en el edificio principal y secundarios sino que afectó a varias manzanas muy próximas.

El 21 de julio de 1936, al declararse el Estado de Guerra en Toledo, Moscardó distribuyó fuerzas por toda la ciudad ocupando edificios importantes, plazas, puentes, puertas de acceso y la primera línea defensiva en el Hospital de Tavera, justo a la entrada desde la carretera de Madrid. La columna Riquelme ejerció presión sobre los defensores de Tavera durante todo el día 22 y, a última hora, las fuerzas sublevadas se retiraron hacia el interior de Toledo y ocupó los edificios de la Academia de Infantería que hemos descrito anteriormente. De esta manera comenzó el asedio del Alcázar. El perímetro defensivo se estableció entorno al Alcázar desde los edificios relacionados con él.

mapaalctol

Perímetro defensivo alrededor del Alcázar (Colección Moscardó).

Las calles cercanas a este perímetro fueron bloqueadas mediante barricadas y alambradas para evitar la salida de los defensores. Los edificios contiguos a la fortaleza no tenían la resistencia del Alcázar. La artillería, principalmente la de Alijares, fue destruyendo lentamente las estructuras que suponían obstáculos a la hora de asaltar el antiguo palacio de Carlos V. El día 18 de septiembre de 1936, tras la explosión de la mina contra la fachada oeste y torreón suroeste, el posterior asalto fue detenido principalmente por los focos de resistencia que los defensores continuaban manteniendo en estos edificios y que suponían verdaderos dolores de cabeza para las fuerzas republicanas. Si no se acababa con estos edificios, no podría tomarse el Alcázar. El 20 de septiembre, dos días después, se produce un asalto mucho mayor y dirigido contra los restos de las estructuras de la parte este y con mayor fuerza sobre el Gobierno Militar, frente al Museo de Santa Cruz. La solución fue traer una pieza de artillería desde la Dehesa de Pinedo y abrir fuego contra toda la manzana a una distancia muy corta. Podéis ver también el vídeo pinchando aquí.

El objetivo se consiguió. Las fuerzas de Moscardó pasaron a defender los restos del edificio del principal que por esas fechas ya se encontraba muy destruido. Sólo faltaban 7 días para que las fuerzas de Varela entraran en la ciudad y levantasen el cerco liberando el Alcázar.

Actualmente, podemos encontrar algunos restos o reconstrucciones parciales de estos edificios que formaron parte de la historia de Toledo y de todo el asedio del Alcázar, haciendo posible la tenaz resistencia de sus defensores.

12a

Restos del Hospital de Santiago en la parte este del Alcázar (Foto ToledoGCE).

avcds

Gobierno Militar tras el asedio.

Cómo leer un instante de la Guerra Civil en Toledo

En los últimos años ha aparecido una ingente cantidad de fotografías históricas de la guerra civil española proveniente de archivos o colecciones particulares. Estas imágenes se convierten en una herramienta más para el estudio de la historia, de una época o un hecho en concreto. Durante este conflicto los reportajes fotográficos tomaron un fuerte protagonismo. Por ello, la labor de muchos reporteros ha hecho llegar hasta nuestros días innumerables testimonios históricos en fotografías. Gran parte de ellas quizá nunca consiguieron publicarse en aquellos años, pero ahora aportan una información excepcional.

Durante el asedio del alcázar de Toledo, en los primeros meses de la contienda, los fotógrafos y periodistas que se acercaron a la ciudad convivieron con las fuerzas republicanas y grupos de milicianos que vivaqueaban por toda la urbe. Inmortalizaron los diferentes momentos del asedio y la paulatina destrucción del antiguo palacio de Carlos V, el paso de distintas personalidades reconocidas y olvidadas por el paso del tiempo, grandes y pequeñas historias dignas de una película hollywoodense.

Para cualquier estudio de estas imágenes es imprescindible conocer el autor de la toma fotográfica. Además, son igualmente valiosos también su biografía, sus inicios, las fechas en las que se encontraba en España y específicamente en Toledo.  El asedio se divide en etapas según avanzan en los meses de julio, agosto y septiembre de 1936 y, si se sitúa la fotografía en una cronología concreta o durante un periodo razonable dentro de esas etapas, es posible aclarar hechos muy relevantes del contexto histórico. Por otro lado, es fundamental la localización de la imagen. ¿Dónde está tomada y por qué? ¿Qué información da a primera vista?

1.jpg1

Fuente: autor desconocido.

En esta imagen a primera vista se puede ver una fila de soldados y milicianos republicanos en una calle llena de escombros acumulados en el lado derecho. Los primeros, con el símbolo de una cruz en sus brazaletes, transportan a un herido. Otros se encuentran asomados, mirando la escena, a las puertas de lo que antes eran los Almacenes Santa Fe. Este elemento indica el nombre de la propia calle, Santa Fe, situada muy cerca de la plaza de Zocodover y del propio Alcázar. De este modo, se presenta la localización de la fotografía. Ahora surgen preguntas y dudas que se responden al conocer la zona y situación durante el asedio del Alcázar.

El miliciano herido es transportado al convento de Santa Fe, justo la final de la calle desde donde está tomada la fotografía. Este edificio unía con el paseo del Miradero, donde se encontraban un puesto de mando republicano y un puesto médico con camilleros y ambulancias. Los escombros pertenecen al edificio que hoy alberga el Gobierno Civil, varias oficinas y viviendas particulares, el cual, al comienzo del asedio, se destruyó por completo y quedaron en pie solo algunas columnas y el Arco de la Sangre. Los milicianos van en fila india, muy pegados a la pared, debido a que la calle Santa Fe se ubicaba a tiro de los propios defensores del Alcázar desde la fachada norte. Por ello, van protegidos así debido al peligro que existe durante el paso a través de este lugar.

2

Fotografía de Carlos Vega Hidalgo.

3

Montaje fotográfico de Carlos Vega Hidalgo.

La calle apenas ha cambiado en ochenta años. Ni siquiera algunas de sus puertas o balcones, donde se encuentran sorpresas del periodo bélico si se visita in situ el lugar y que, incluso, concuerdan con la misma posición actualmente.

¿Quiénes somos?

Arqueoinstante es una asociación cultural sin ánimo de lucro surgida de la colaboración del equipo de ToledoGCE y un proyecto de investigación de la Universidad de Castilla-La Mancha centrado en la guerra civil española. Nuestro ámbito de actuación se sitúa en la ciudad de Toledo y su provincia, aunque también tenemos actividad en otras localizaciones. Por supuesto, todo acercamiento al conflicto se desarrolla desde una perspectiva científica e histórica, con un empleo de múltiples recursos, entre los que destacan especialmente la fotografía (el estudio del «instante») y los restos materiales (el estudio arqueológico) de forma combinada.

Logos

Nuestros fines como colectivo son los siguientes:

– Sensibilización de la sociedad hacia la historia y el patrimonio de la Guerra Civil.

– Desmitificación de determinados falsos históricos.

– Protección y difusión del patrimonio fotográfico de dicho conflicto.

25